La barriguita tras el parto: Diástasis de Rectos Abdominales

La diástasis de rectos abdominales o diástasis abdominal es una de las patologías que con mayor frecuencia se da entre las mujeres que acaban de ser mamás y que acuden a mi consulta demandando una mejora del contorno abdominal.

Sin embargo, sigue siendo la gran desconocida.

Los músculos rectos abdominales están recubiertos de una envoltura fibrosa conocida como fascia muscular, que permite unir longitudinalmente ambos rectos en medio del abdomen formando la denominada línea alba.

Durante el embarazo, debido al crecimiento del bebé en nuestro útero, esta musculatura va cediendo produciendo una distensión abdominal muy importante, que en ocasiones no retorna a su situación inicial tras el parto.

La diástasis abdominal no es más que eso, una separación de los músculos rectos abdominales.

¿Qué consecuencias tiene?

Al producirse una distensión, se pierde firmeza en la pared abdominal y esa debilitación muscular produce un abombamiento del abdomen y en consecuencia una sobrecarga lumbar.

Solemos dar mucha importancia a esa antiestética barriguilla, sin recalar en las consecuencias en la salud. Y es que a nivel funcional, puede llevar asociados:

  • Problemas de suelo pélvico: incontinencia urinaria, prolapsos…
  • Dolor a nivel lumbar
  • Estreñimiento, gases, digestiones pesadas…

¿Cómo puedo identificar una Diástasis Abdominal?

Es fácil, solo tienes que seguir los siguientes pasos:

  1. Túmbate boca arriba con las piernas flexionadas, separadas a la altura de las caderas y con los pies pegados en el suelo.
  2. Con el abdomen relajado, coloca las yemas de tus dedos sobre la linea alba (en el centro del abdomen)
  3. Toma aire y mientras lo espiras eleva la cabeza y hombros, separándolos ligeramente del suelo.
  4. Si en este momento detectas que tus dedos se hunden y notas cómo aumenta la separación entre los rectos izquierdo y derecho, estamos ante una diástasis abdominal y no ante un acúmulo graso.

En todo caso siempre es aconsejable consultar a tu cirujano plástico, quien te podrá confirmar el diagnóstico y proponerte una solución.

¿Qué diferencia hay con las hernias?

La diástasis de rectos puede producir un abombamiento de la pared abdominal, pero a diferencia de la hernia, el contenido abdominal permanece en su sitio.

La linea de alba es una linea vertical fibrosa muy resistente, pero eso no impide que pudiera producirse una rotura de la fascia o del músculo. Llegado el caso el contenido abdominal podría por el orificio y protruir hacia la piel; estaríamos ante una hernia. La zona del ombligo es la zona en donde la linea de alba es más débil, y por lo tanto la más proclive a herniarse.

¿Se puede corregir la Diástasis de Rectos Abdominales?

Como casi siempre, las causas son multifactoriales, va a depender del número de embarazos, de si hubo tiempo suficiente para recuperarse entre uno y otro, de si se trató de un embarazo múltiple, de si el parto fue por cesárea, de la ganancia de mucho peso… Sea cual sea la razón, la respuesta es si, hay solución.

Si la separación es leve, inferior a 2’5 cm, se puede intentar corregir con gimnasia abdominal hipopresiva. No intentes recuperar tu tono con abdominales clásicas, ya que lejos de mejorar conseguirás el efecto contrario: separar aún más los rectos.

Si no os ha sido posible tensar la pared abdominal y acercar los rectos con técnicas no invasivas, la siguiente opción será la cirugía.

Para ello, deberemos hacer una incisión a la altura del pubis que nos permita separar la piel de la pared abdominal y tensar los músculos que uniremos en la linea media abdominal, con lo que alcanzaremos un vientre más plano y una cintura más estrecha. Es muy frecuente que la diástasis abdominal vaya asociada a un exceso de piel, en cuyo caso la plicatura de rectos se llevaría a cabo en el contexto de una abdominoplastia.

La liposucción suele ser una técnica complementaria que nos permitirá eliminar los posibles acúmulos grasos.

La barriguita tras el parto: Diástasis de Rectos Abdominales
4.27 (85.33%) 15 votes
Compartir

facebook google+

633 699 551+34 633 699 551
También atendemos por whatsapp

De lunes a viernes

Mañanas de 10:00 a 14:00

Tardes de 16:00 a 20:00

Urgencias 24 horas

Más en Abdominoplastia
¿Liposucción Abdominal y/o Abdominoplastia?

El paso de los años, los embarazos o la pérdida de gran cantidad de peso hacen que experimentemos cambios en...

Cerrar